Spread the love

La siguiente es una entrevista realizada por correo electrúnico por el periodista John Campanelli a Bill Watterson, el creador de Calvin y Hobbes. Al parecer es la primera entrevista que concede el reconocido caricaturista después de haber dejado de hacer su tira cotidiana. La entrevista se llevó a cabo por correo electrúnico y fue una concesi??n que el periodista acept?? gustosamente. En ella de aprecia el por qué Watterson dejé de dibujar Calvin y Hobbes.

Con casi 15 años de separación y reflexi??n, ??de qué crees que se trataba “Calvin y Hobbes” , más allá de captar no sólo la atención de los lectores, sino sus corazones también?

La única parte que entiendo es lo que pasí en la creación de la tira. Lo que los lectores tomen de ella es cosa suya. Una vez que la tira era publicada, los lectores traen a ella sus propias experiencias, y la obra adquiere vida propia. Todo el mundo responde de manera diferente a distintas partes.

Sólo trat?? de escribir con honestidad, y trat?? de hacer de este pequeño mundo algo divertido de ver y que la gente se tomara el tiempo para leerlo. Ese fue el alcance total de mi preocupación. Mezclas un mont??n de ingredientes y una vez, de cuando en cuando, la quémica aparece. No puedo explicar por qué la tira captur?? de la manera que lo hizo y no creo que pudiera repetirla jamás. Much??simas cosas suceden sólo una vez.

¿Qué piensas del legado de tu tira?

Bueno, no es un tema que me quite el sueño. Los lectores seguir??n decidiendo si el trabajo es significativo y relevante para ellos y puedo vivir con cualquier conclusión a la que lleguen. Una vez más, mi parte en todo esto es como la tinta seca.

Los lectores se hacen amigos de tus personajes, muy entendible; les doli?? “y aún siguen dolidos” de que la tira haya terminado. ¿Qué te gustar??a decirles?

Esto no es tan difácil de entender como tratan de hacerlo. Al cabo de 10 años, había dicho casi todo lo que había venido a decir.

Siempre es mejor dejar la fiesta temprano. Si yo hubiera rodado junto con la popularidad de la tira y me hubiera repetido a mí mismo por otros cinco, 10 o 20 años, la gente se “doler??a” por “Calvin y Hobbes” y me desear??an muerto y me maldecir??an en los periódicos por hacer tiras tediosas, antiguas como yo, en lugar de revitalizarse, tener más talento. Y yo estar??a de acuerdo con ellos.

Creo que algo de la razón por la que “Calvin y Hobbes” aún encuentra una audiencia hoy se debe a que opt?? por no forzar nada.

Nunca me he arrepentido de dejar de hacerla.

??

 

Debido a que tu trabajo toc?? a muchas personas, los fans sienten una conexión contigo, como si te conocieran. Quieren más de tu trabajo, más Calvin, otra tira, cualquier cosa. Realmente es una especie relación con una estrella de rock. A causa de tu aversión a la atención, ¿cómo enfrentas eso incluso hoy en día? Y ¿cómo hacerlo a sabiendas de que va a seguir el resto de tus días?

??Ah, la vida de un caricaturista de periódicos! Cómoextraño los groupies, drogas y las habitaciones ruinosas del hotel!

Pero desde mis días de “estrella de rock”, la atención pública se ha desvanecido mucho. En la cultura popular, la década de 1990 fue hace eones. Existen brotes espor??dicos de rarezas, pero hago mi vida tranquila y mi mejor esfuerzo por ignorar el resto. Estoy orgulloso de la tira, enormemente agradecido por su éxito, y verdaderamente honrado que la gente todavía lo lea, pero escrib?? “Calvin y Hobbes” a mis 30 años, y estoy ya lejos de ahí.

Una obra de arte puede permanecer congelada en el tiempo, pero yo me tropiezo con los años como todos los demás. Creo que los fans más acendrados entienden eso y están dispuestos a darme algo de espacio para continuar con mi vida.

??Cu??nto pasará desde que el Servicio Postal de EUA emita el sello de Calvin hasta que env??es una carta con uno de ellos en el sobre?

Lo hará inmediatamente. Lo voy a poner en todos lados, hasta en la suscripción de periódico.

??Cómoquieres que la gente recuerde a ese niño de seis años y si tigre?

Voto por “Calvin y Hobbes, Octava Maravilla del Mundo”

Waterson

 

Más información

Entrevista con Bill Watterson en Cleveland.com (en inglés)

Autor

Write A Comment