Category

Reseñas

Category

Este libro es la segunda parte de la trilogía “Dangerious Spirits” de Kyell Gold. Continúa un poco tiempo después de los hechos que suceden en el libro uno “Green Fairy” del mismo autor.

La historia se centra alrededor de Alexei, un adolescente zorro ruso (a diferencia de Green Fairy que es narrada sobre las vivencias de Sol, un lobo adolescente y mejor amigo de Alexei) quien se encuentra ahora viviendo con sus mejores amigos en un departamento que comparten.

Esta historia gira alrededor de la esperanza de Alexei de ganar la atención un chico del equipo de futbol de su escuela para lo que quiere intentar invocar al espíritu de “Niki” (un zorro que vivió en Rusia a principios del siglo XIX en ese universo) quien le ayudó a Sol a escapar de una relación abusiva al grado de salvarle la vida.

Pareciera que Alexei mantiene una cierta envidia de las vivencias que Sol tuvo con las apariciones del espíritu de Niki, ya que se muestra obstinado a ponerse en contacto con Niki a como dé lugar, al grado de no pensar en las consecuencias que eso puede traer.

Como siempre la narrativa de Kyell es muy entretenida y muy fácil de leer, aunque la primera tercera parte del libro se torna un tanto lenta al tener que volver a establecer la personalidad de los personajes y no depender de que el lector haya leído la primera parte, lo cual le trae un peso extra al libro.

El problema principal que tiene el libro es que Alexei no es un personaje con el que podamos establecer un lazo de empatía ya que algunas de las cosas que hace son a veces predecibles y desde que se plantean sabemos que van a terminal mal, terminando por mostrar a Alexei como un joven caprichoso e impulsivo.

Evitando dar spoilers, el espíritu que invoca Alexei es muy interesante y el autor se enfoca mas en su backstory con muy bien detalladas descripciones y con la gran habilidad de Kyell para transportarnos a otras épocas en el pasado, lo que parece ser una de sus habilidades principales como autor.

Sin embargo, el desenlace que se da para la resolución de la relación entre Alexei y el espíritu se siente un tanto atropellado al final aunque nos queda una sensación de querer saber mas de la vida del espíritu que de Alexei.

Calificación 7/10

Ficha técnica

Autor: Kyell Gold
Título original: Red Devil
Tipo: Novela
Portada e ilustración: Rukis
Paginas: 272
ISBN: 978-1936689354
Clasificación: Adultos (Violencia, uso de tabaco, drogas y alcohol)
Fecha de Publicación: Junio 2014
Género:  Romance
Publicado por: Sofawolf Press
País: Estados Unidos

Six Shooter no sólo tiene reflejos rápidos, es más fuerte y más audaz que muchos hombres en éste lugar tan hinóspito, algunos llegan a rumorar que es un fantasma más de los que escuchan en las piedras del desierto.

Una pata aún acariciando mi revolver, me siento en la silla, mirando el atardecer de Arizona. Vientos mas frescos respiran en mi pelaje, recordándome de otros alientos que han estado all??

En el viejo oeste sólo sobrevive el que tiene el revolver más rápido, pero para vivir lo suficiente para contarlo se necesita mucho más, se necesita astucia.

¿Qué harías si un día te das cuenta que no sabes quién eres? Debe ser apabullante. Pero una vez que te das cuenta que no sabes quién eres tambén te percatas de que vives solo en un mundo solitario. No hay nadie ahí, salvo tú. Y si además te das cuenta que has vivido ahí tanto tiempo que ni siquiera te acuerdas cómo y cuándo llegaste ahí? ¿Qué harías?

Summerhill, un canino antropomorfo descubre todo eso de sí mismo. No sabe quién es, no sabe cuándo ni cómo llegó a ese mundo gris. Y decide escapar, aunque no sepa más de sí mismo que su nombre. Lleva consigo una gran cantidad de recuerdos de personas y lugares que nunca antes ha conocido.

Recuerdos de personas no conocidasí? ??Cómopuede ser eso?

Blacksad es probablemente la primera novela gráfica furry sin intenciones de serlo.

Déjame explicarlo: cuando Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido la crearon en el año 2000, no sabían de la comunidad furry, pero fueron capaces de crear un mundo en estilo Noir con personajes antropomórficos que te atrapa desde el principio porque las diferentes historias te sumergen en sólo un par de páginas en ese mundo de delincuentes y conspiraciones y también por su alto nivel de detalle gráfico.

Juanjo Guarnido realizaba trabajos para Marvel en España y el Reino Unido. La sucursal de Marvel del Reino Unido lo recomendó para trabajar en le matriz en Estados Unidos pero una vez ahí, fue rechazado, así que entró a trabajar para Walt Disney en donde dio vida a “Sabor” el feroz leopardo al que se enfrenta Tarzán en la película del mismo nombre.

Sol es un joven lobo que está a punto de cumplir su mayoría de edad y vive en un pueblo suburbano de los Estados Unidos. A su edad y en su entorno, debe encontrar la manera de sobrevivir con su recientemente aceptada homosexualidad. No es fácil y menos en un pueblo como el suyo, donde la tradición y las “buenas maneras” es lo aceptado y donde el bullying es normal para “forjar criterio” dentro de la manada.

 

Sol tiene un aliado: su mejor amiga Meg, una nutria dark que le ayuda a tratar de comprender qué hay en la vida para ellos, pero además, Sol busca en todos lados respuestas a sus preguntas y en su búsqueda se topa con un libro escrito en 1901 que narra un romance gay que se desarrolla en el legendario Moulin Rouge, París.

Lo que Sol descubre es que el libro parece ser más que sólo un libro, sobre todo porque bebe ajenjo junto con Meg y la magia del “hada verde” (como se le llamaban a las alucinaciones de los bohemios en las zonas aledañas al Moulin Rouge) le hace tener extraños sueños.

El planeta de los simios se estren en abril de 1968 y fue una película que causó un gran impacto entre el público y que pronto se convirti?? en un clásico. Con el éxito en taquilla, los productores decidieron lanzar una secuela que mantuviera viva la historia, pero no tuvo el mismo éxito. Años después, Tim Burton filmí su propia versión del tema con un resultado desastroso, pues además de que no consideraba a los personajes originales, el tema era distinto.

Así las cosas, ver aparecer en la pantalla grande una película más de El planeta de los simios 43 años después de la primera, parecía como dar respiración de boca a boca a un moribundo.